Tiene 0 productos

14 julio 2011

El Juanete y su tratamiento

 

   El juanete (Hallux Valgus) es un trastorno bastante frecuente en el que el dedo gordo del pié se desvia, lo que da lugar a un ángulo saliente entre el dedo y el metatarsiano. Si la desviación es lo bastante intensa, el dedo gordo puede cruzarse sobre el contiguo, bien sea por encima o por debajo, en ocasiones llega a dar lugar a una deformación "en martillo".

Cuando esta desviación es lo suficientemente grande puede originar una subluxación entre la cabeza metatarsiana y la primera falange del dedo gordo, la cual suele salir en forma de abultamiento muy notorio en la base del dedo.


 

Los síntomas mas frecuentes, aparte de la propia deformidad, se manifiestan mediante dolor e inflamación articular, que se mitigan bastante al quitarse el calzado.

Una de las causas mas comunes para su aparición es la permanencia prolongada de pie, el uso de zapatos de tacón alto, puntiagudos o de horma estrecha. Ello explica la mayor prevalencia en mujeres en la segunda mitad de la vida.

No obstante tambien es frecuente en personas mayores asociado a trastornos reumáticos y otras anomalías en huesos y articulaciones.


TRATAMIENTO DEL HALLUX VALGUS.

 


   El tratamiento del Hallux Valgus depende del grado de deformidad. Cuando esta se encuentra en su inicio se puden adoptar técnicas conservadoras y/o preventivas. Esto es debido a que la función del pie durante la marcha, junto con otros factores (genéticos, tipo de calzado, etc.) son los responsables de que los segmentos óseos se deformen progresivamente. Así tanto si se realiza una corrección quirúrgica como en caso contrario, deben utilizarse plantillas con las correcciones oporturas para compensar el funcionamiento mecánico anómalo del pié, limitando así las fuerzas que producen el progreso de la deformidad.

El diseño del calzado es de máxima importancia, debiendo alojar sin comprimir la prominencia. Pueden usarse tambien correctores diurnos de silicona.


              


Los correctores nocturnos tienen la función de crear una realineación de la articulación. Consisten en un dispositivo prefabricado en termoplástico con un sistema de tracción regulable, con el que podemos aumentar la fuerza progresivamente a medida que la corrección ocurre.

En los casos en los que existen manifestaciones clínicas como dolor, artrosis en la articulación, metatarsalgia, dedos en garra secundarios o incluso dolor en rodillas y caderas estará indicado el tratamiento quirúrgico. Hay que tener en cuenta que, aunque existen numerosas técnicas, este es siempre un proceso complejo.